Cirugía Laparoscópica Madrid es un equipo multidisciplinar que presta servicios quirúrgicos desde 2014.

El equipo está encabezado por los Dres. J. Daniel Sánchez y Pablo Priego, cirujanos del Aparato Digestivo con dilatada experiencia en múltiples procedimientos y especialmente dedicados a la cirugía de la obesidad y sus complicaciones a través de un abordaje mínimamente invasivo.

Últimas noticias

Bienvenido a la web de Cirugía laparoscópica Madrid

Blog

El ejercicio físico dirigido posterior a la cirugía bariátrica podría aportar beneficios adicionales para la salud

Las directrices de la cirugía postbariátrica se centran en una serie de protocolos de seguimiento que registran y siguen el control glucémico del paciente, el perfil de lípidos en sangre, la apnea obstructiva del sueño, la enfermedad por reflujo gastroesofágico, el peso corporal, etc. Sin embargo, el papel y la importancia de la actividad física o el ejercicio en la trayectoria de seguimiento sólo se mencionan de forma limitada, según investigadores de Bélgica y Francia, a pesar de que un aumento de la actividad física/intervención de ejercicio en los pacientes postoperatorios se asocia con varios beneficios claros para la salud, como el peso corporal, la masa grasa, la masa y la fuerza muscular, la forma física y la densidad mineral ósea (DMO).

En el artículo “Towards Optimized Care After Bariatric Surgery by Physical Activity and Exercise Intervention: a Review”, publicado en Obesity Surgery, los autores explican por qué el ejercicio y la actividad física son importantes después de la cirugía, cómo debe prescribirse el ejercicio (características del programa de ejercicio) y cómo debe controlarse, y lo más importante, cómo evaluar los beneficios (aptitud física, fuerza muscular, masa grasa y densidad mineral ósea, etc.) del ejercicio durante el seguimiento.

Ejercicio postoperatorio

Está demostrado que los pacientes con obesidad u otras enfermedades crónicas se benefician del ejercicio físico y que éste se relaciona de forma independiente con un menor riesgo de complicaciones, necesidad de hospitalización y muerte prematura. Más concretamente, los investigadores señalaron que, tras la cirugía bariátrica, hay pruebas claras en la literatura de que el ejercicio aumenta el gasto energético total, ayuda a una mayor reducción del IMC, previene la recuperación de peso y aumenta significativamente la capacidad funcional (prueba de marcha de 6 minutos, 6MWT) o la aptitud física autodeclarada. La mejora de la aptitud física general es más importante desde el punto de vista pronóstico que la adiposidad en los pacientes con obesidad, escriben.

No obstante, los autores advierten que el 10-28% de la pérdida de peso corporal total en el postoperatorio se ha atribuido a la disminución de la masa muscular y el descenso de la fuerza muscular se traduce de forma independiente en un mayor riesgo de muerte prematura y pérdida de independencia. De hecho, la prevalencia de la sarcopenia por obesidad está bien registrada en la literatura y se asocia de forma independiente con varios resultados adversos (24% más de riesgo de muerte prematura). Tras la cirugía bariátrica, si se observan reducciones significativas de la fuerza muscular, los profesionales sanitarios deben evaluar si el paciente sufre un desgaste muscular grave. Por último, la cirugía bariátrica también se asocia a reducciones significativas de la DMO, lo que aumenta el riesgo de fracturas óseas. Por lo tanto, los autores hacen hincapié en la importancia de evaluar continuamente la actividad física y el estado físico, la fuerza y la masa muscular, y la DMO, en los pacientes posbariátricos.

Hay algunas pruebas que sugieren que hay una mayor adherencia a la intervención de ejercicio estructurado/supervisado después de la cirugía, en comparación con el seguimiento de atención habitual, especialmente si el paciente participa en el entrenamiento de ejercicio preoperatorio. Además, se recomienda que el volumen semanal de ejercicio de resistencia debe aumentarse de forma significativa, ya que el ejercicio o la actividad física con volúmenes totales de ejercicio menores no consigue maximizar la pérdida de peso en el postoperatorio la actividad física diaria debe aumentarse permanentemente para minimizar la recuperación del peso corporal una combinación de entrenamiento de fuerza con una ingesta suficiente de proteínas y aminoácidos puede estimular la ganancia de masa muscular/preservar la masa de tejido magro

“Como la aceptación y el cumplimiento a largo plazo de un estilo de vida activo son cruciales para los efectos beneficiosos a largo plazo, las investigaciones futuras deberían estudiar el uso de la telemonitorización o la adopción de aplicaciones de estilo de vida para aumentar los niveles de actividad física”, escriben los autores. “…la evidencia actual indica colectivamente que la atención después de la cirugía bariátrica podría mejorarse significativamente mediante la incorporación adicional de evaluaciones de los componentes del estado físico relacionados con la salud y las intervenciones de actividad física y ejercicio”.

Si quieres ampliar información sobre la optimización física previa a una intervención de obesidad, en nuestra Web www.cirugialaparoscopicamadrid.com puedes descargarte de forma completamente gratuita nuestra:

 “GUÍA DE PREHABILITACIÓN EN CIRUGÍA BARIÁTRICA. Manual para el paciente”

Sin comentarios
Publica un comentario
Name
E-mail
Website